19 sept. 2010

LAGO NESS Y URQUHART CASTLE


EL LAGO NESS


Esa mañana después de desayunar y hacer una rápida visita a la ciudad para sacar money y despedirnos de la bonita ciudad, emprendimos nuestro viaje con la intención de realizar la circunvalación del lago Ness.


Cuando salimos de Inverness, una espesa niebla cubría toda la ruta y del lago solo se intuía donde debía estar, de vez en cuando en algún pequeño hueco en que la niebla todavía no se había adueñado podíamos intuir la presencia del mítico lago, de Nessy ni rastro.


Nuestra primera parada fue en el parking de turistas del castillo de Urquhart, acercándonos al mirador del Parking pudimos intuir una silueta fantasmagórica de lo que parecía ser un castillo.
El centro de información estaba cerrado hasta las 9 am y tuvimos que esperarnos un poquito, la espera valió la pena pues parecía que poco a poco la niebla iba menguando.


Como fuimos de los primeros en llegar, todavía pudimos disfrutar de una cierta calma, pues mas tarde aparecieron las hordas de chinitos y jubilados que en pocos segundos lo invadieron todo,
El castillo esta bastante en ruinas, pero aun así su situación y las leyendas que lo rodean lo hace muy interesante.


Finalmente la niebla casi desapareció dejando a nuestra vista toda la belleza y esplendor del castillo y de su entorno.


El castillo esta situado en una bahía del mismo nombre donde amarran los barcos que hacen la travesía del lago para turistas, algo que supongo puede ser interesante por el paisaje que imagino debe poder contemplarse.


Una vez visitado a fondo el castillo y tomado un café en la cafetería del centro de información emprendimos nuestra ruta hasta nuestra próxima parada, Fort Augustus.


Fort Augustus, marca el final del lago Ness, tiene otro interesante tramo del Canal de Caledonia y es el punto de partida para enfilar la ruta que por el lado opuesto al que habíamos llegado nos llevaría de nuevo hasta Inverness.


Como no era demasiado tarde, acordamos después de visitar la población, continuar nuestro camino y hacer algún alto en un lugar apropiado de la ruta.


La carretera se adentro en el Glen Mor un solitario valle salpicado de lagos y montañas y prácticamente sin ningún vehiculo y muy escasos turistas, la ruta valía la pena pues nos permitió descubrir vistas espectaculares.


Aproximadamente a la mitad de la ruta se encuentran las Falls of Foyer, espectaculares saltos de agua, cerca de allí se encuentra el Farigaig Forest con una área de picnic donde llenamos nuestros estómagos con comida comprada y proseguimos después la ruta hasta Inverness.


Una vez volvimos a Inverness nos dirigimos hacia la ruta que nos llevaría hacia el Norte con dirección a Thurson, la intención era pernoctar en algún pueblo intermedio, y así lo hicimos, deteniéndonos a cenar y dormir en un agradable pueblecito que se llamaba Tain.


Al día siguiente deberíamos seguir nuestra ruta hacia las desconocidas Highlands, nos despedimos con una cierta pena y la sensacion de que el simpatico Nessi se habia ocultado de nosotros, pero eso sera otra historia.

Conde de Queralbs

No hay comentarios:

QUERALBS

QUERALBS
Mi Pueblo